19 may. 2019

El Rigoletto de Leo Nucci en Les Arts. Mayo 2019

 
Siguen las funciones de Rigoletto de Verdi bajo la dirección del maestro Roberto Abbado en Les Arts con gran éxito de público y críticas. Así a las dos primeras interpretadas por el gran Leo Nucci han seguido las interpretadas por Vladimir Stoyanov.
Las funciones están cumpliendo ampliamente las expectativas depositadas en ellas, con un Leo Nucci haciendo, pese a su edad, una grandísima recreación del bufón jorobado y convirtiéndose en el eje sobre el que giraron las dos representaciones en las que actuó, bisando, como era de esperar, el dúo del Acto II con Gilda a partir de "Sì,vendetta, tremenda vendetta...". Sin duda estamos ante el Rigoletto de una generación y un verdadero maestro de la interpretación y del "canto parlato", tan esencial en la ópera verdiana, tal y como demostró con esas primeras estrofas del aria del Acto I "Pari siamo...." y en "Cortigiani, vil razza dannata" del Acto II.
María Grazia Schiavo hizo una Gilda llena de ternera y juventud, con una voz de soprano lírica ligera que se adecua perfectamente al personaje. Su aria del Acto I, "Caro nome...", fue sencillamente perfecta con una coloratura digna del mejor bel canto. Los dúos con Rigoletto en los que estaba atentisima a Nucci, y yendo ligeramente por detras de éste,como el alumno que sigue en todo momento al maestro. El duo con Rigoletto "PIangi, fanciulla..." estuvo lleno de emotividad. Sin duda fue la revelación de la función del estreno.
Celso Albello como Duque de Matua, que ya nos había dejado un buen recuerdo en el papel principal de la Damnation de Faust de la Temporada pasada, recordaba al Kraus joven, y aunque es verdad que se le apreciaron algunos pequeños desajustes, especialmente en el final de "La donna è mobile....", en conjunto hizo una gran función el día del estreno como lo demostró con sus arias del Acto I "Questa o quella" y del Acto II "Ella mi fue rapita....Parmi veder le lagrime"
Nino Surguladge como Maddalena acompañó a su buena voz de mezzo, una muy buena recreación teatral del personaje.
El más flojo del reparto resultó el Sparafucile de Marco Spotti, pero estando en todo caso correcto y cumpliendo más que dignamente, como se pudo apreciar con los otros tres protagonistas en el cuarteto del Acto III "Bella figlia dell´amore.."
La dirección del Maestro Roberto Abbado fue otro de los éxitos del dia del estreno, sabiendo transmitir el lado oscuro de la obra desde el Preludio del Acto I y sacando de la Orquesta de la Comunitat Valenciana los matices necesarios de lirismo y fuerza dramática de la obra. Los tempos los llevó moderados de velocidad, tal y como exigía Verdi, para poder apreciar todo el texto hablado de la misma. Qué suerte poder contar en Les Arts con semejante director verdiano.
El Coro de la Generalitat estuvo excelente, como nos tiene acostumbrados.
La producción de Emilio Sagi, funciona bien, es respetuosa con el libretto y el hecho de que conjugue una escenografía moderna con trajes de época me pareció un acierto. Quizás no se entendía bien porque no se hicieron los cambios requeridos entre el cuadro I y el cuadro II del Acto I y de los Actos II y III, a telón bajado, ya que restaba dramatismo a la obra.
La opera es espectáculo y teatro y este Rigoletto lo ha conseguido con creces con un cantante de referencia de los anales de la ópera.
Las fotos son cortesía de Palau de les Arts Reina Sofía
Pablo Font de Mora
AOA