17 jul. 2014

GRACIAS, MAESTRO MAAZEL


Los aficionados a la ópera de Valencia nos sentimos profundamente apenados por la reciente pérdida del maestro Lorin Maazel.

Maazel se constituyó en pieza fundamental de nuestro Palau de les Arts, al ser, junto con Zubin Mehta, el principal encargado de crear de la nada el edificio de la magnífica Orquestra de la Comunitat Valenciana, auténtico buque insignia del coliseo. Es momento de recordar que el maestro Maazel se encargó personalmente de elegir, uno a uno, y con la exigencia artística que requería el extraordinario proyecto cultural que ahora parece tambalearse, a los integrantes del conjunto sinfónico que tanta repercusión nacional e internacional ha dado a Valencia.

Los aficionados nunca olvidaremos la mano sabia de un intérprete único capaz de sacar de la orquesta los más bellos sonidos en lecturas tan personales como emocionantes. Fueron muchos sus momentos operísticos memorables en los años que dedicó al coliseo valenciano el maestro franco-norteamericano (Don Giovanni, Luisa Miller, el Réquiem de Verdi, Simon Boccanegra, Traviata, Turandot, Butterfly o L´enfant et les sortileges).

De entre ellos, recordaremos siempre con especial cariño y admiración aquel Parsifal de 2008, de inigualable textura wagneriana, que entró sin duda en la categoría de lo sublime, así como aquel intermedio orquestal de Cavalleria Rusticana, de Mascagni, en 2010, cuyas interminables y elásticas notas resonarán para siempre en nuestros oídos.

Descanse en paz, maestro Maazel.


video de Palau de les Arts Reina Sofia