5 may. 2019

Notas sobre Rigoletto de Giuseppe Verdi como preparación a las representaciones de mayo de 2019 en el Palau de Les Arts


Rigoletto sin lugar a dudas puede considerarse una de las óperas más famosas y representadas no sólo de Verdi sino de la historia de la lírica, y pertenece a esa trilogía mágica y magistral que compuso el maestro de Busseto entre 1851 y 1853, junto con Il Trovatore y La Traviata. Por tanto con la composición de Rigoletto estamos en el periodo de transición, entre las obras de juventud o de los “años de galeras”, como al propio Verdi le gustaba denominar, y las grandes óperas de madurez entre las que se puede mencionar a Un ballo in maschera, Don Carlo, La forza del destino, Aida, Otello y Falstaff.
El libretto de Rigoletto se debe a Francesco María Piave, con el que Verdi había trabajado ya de forma reiterada en Ernani, I due Foscari, Macbeth, Il Corsaro y Stiffelio, y se basa en la obra de Víctor Hugo Le roi s´amuse (El rey se divierte), siendo estrenada el 11 de marzo de 1851 en el Teatro La Fenice de Venecia.
Por razones de la censura de la época, se cambió la figura del Rey francés, Francisco I, de la obra de Víctor Hugo a la del Duque de Mantua. No hay que olvidar que Venecia (La Lombardia- Veneto), se encontraba en ese momento bajo el yugo de Austria, en el que reinaba la dinastía de los Habsburgo, por lo que no se veía con buenos ojos dejar en entredicho la figura de un rey libertino. Así, y por imposición de la censura austriaca, la acción se traslada de la Corte de Francia al ducado de Mantua que pertenecía a la familia Gonzaga, y que en el momento de la composición de Rigoletto ya se había extinguido, por lo que no cabía ofensa alguna a la nobleza. Igualmente y por exigencias de la censura se suprime la escena en la que el duque se retira a la habitación de Gilda y el nombre del bufón jorobado, originalmente, Triboulet, que pasó a llamarse Rigoletto, del francés rigolo (divertido).
La ópera gira prácticamente en su totalidad sobre la figura Rigoletto, bufón deforme al servicio del Duque de Mantua, en el que bajo una apariencia maligna, sin embargo aparece la figura del padre protector, en este caso de su hija Gilda. Vuelve por tanto a aparecer una vez más las relaciones paterno-filiales que tanto le gustó desarrollar en sus óperas a Verdi (Nabucco, I due Foscari, I Masnadieri, Luisa Miller y luego Traviata y Don Carlo entre otras).
La ópera, está dividida en tres actos, el primero de ellos con dos escenas o cuadros, y en la que se cuentran arias, dúos y cuartetos perfectamente diferenciados, si bien el propio Verdi dijo de Rigoletto que“está casi totalmente sin arias y sin grandes finales, como una cadena infinita de dúos”. Lo cierto es que se suprimen los finales de conjunto convencionales (concertantes), tan típico de las obras de Donizetti, Rossini y del propio joven Verdi, y son sustituidos por finales rápidos y de impacto fulminante: Coro de los conspiradores del acto I; dúo de la vendetta de Rigoletto y Gilda en el acto II y dúo final de Rigoletto y Gilda agonizando en sus brazos con la música de la tempestad que se desata en el escenario en el acto III.
Los personajes de la ópera son: Rigoletto, el bufón del duque (barítono); Gilda, su hija (soprano); Duque de Mantua (tenor); Sparafucile, un asesino (bajo); Maddalena, su hermana (contralto); Giovanna, aya de Gilda (mezzosoprano); Conde Ceprano (bajo); Condesa Ceprano, su esposa (mezzosoprano); Matteo Borsa, un cortesano (tenor); Conde Monterone, (barítono), Marullo (barítono): Un ujier de la corte (bajo); Un paje (mezzosoprano).
Tal y como consta en las crónicas de las época, el estreno fue un completo éxito y el aria del duque de Mantua del acto III “La donna è mobile” se cantaba al día siguiente, primero por las calles de Venecia y luego por el resto de ciudades de la Italia todavía no reunificada.
Rigoletto está lleno de momentos verdaderamente memorables como son las arias “Questa o quella” que canta el Duque al inicio del Acto I; el aria de Rigoletto de la escena segunda del Acto I “Pari siamo” y a continuación el dúo entre Rigoletto y Gilda “Figlia. Mio padre….Quanto dolor”; el aria “Caro nome” que canta Gilda al final del Acto I; el aria “Parmi veder le lagrime” del inicio del Acto II que canta el Duque; la escena “Povero Rigoletto! – La rà, la rà” del Acto II que canta Rigoletto con el coro de cortesanos; el Duo entre Gilda y Rigoletto del Acto II “Mio padre! Dio! Mio Gilda”; el aria “La donna è mobile” del inicio del Acto III que canta el Duque y el cuarteto “Bella figlia dell´amore” que cantan los protagonista y sobre cuyo tema Franz Liszt compondria sus maravillosas parafrasis para piano. Todas ellas constituyen sin duda algunas de las más bellas creaciones de toda la obra verdiana.
Rigoletto, se encuentra en el número 10 de las óperas más representadas actualmente según Operabase, y la segunda más representada de Verdi, después de La Traviata y cuenta con un gran número de grandísimas grabaciones discográficas entre las que destacan sin duda las siguientes:
• Rafael Kubelik dirigiendo a Orquesta y Coro de La Scala de Milán, con Dietrich Fischer-Dieskau como Rigoletto, Rentata Scotto como Gilda, Carlo Bergonzi como Duque de Mantua, Ivo Vinco como Sparafucile y Fiorenza Cossotto como Maddalena (Deutsche Gramophone)
• Tullio Serafin al mando de la Orquesta y Coro de La Scala de Milán, con Tito Gobbi como Rigoletto, María Callas como Gilda, Giuseppe di Stefano como Duque de Mantua, LaNicola Zaccaria como Sparafucile y Adriana Lazaarini como Maddalena (EMI).
• Carlo María Giulini dirigiendo a la Filarmónica de Viena y al Coro de la Opera de Viena con Piero Cappuccilli como Rigoletto, Ileana Cortrubas como Gilda, Plácido Domingo como Duque de Mantua, Nicolai Ghiaurov como Sparafucile y Elena Obraztsova como Maddalena (Deutsche Gramophone).
• Giuseppe Sinopoli dirigiendo a la Orquesta y Coro Santa Cecilia de Roma, con Renato Bruson como Rigoletto, Edita Gruberova como Gilda, Neil Shicoff como Duque de Mantua, Robert Lloyd como Sparafucile y Brigitte Bassbaender como Maddalena (Philips).
Para los que quieran una versión en Blu-ray/DVD la recomendación más segura es la de Paolo Gavanelli como Rigoletto, Christine Schäfer como Gilda, Marcelo Álvarez como Duque de Mantua, Eric Halfvarson como Sparafucile y Graciela Araya como Maddalena, con la Royal Opera House Orchestra and Chorus, Covent Garden bajo la dirección de Edward Downes y la producción escénica de David McVicar (BBC- Opus Arte).
En el Palau de Les Arts tendremos la posibilidad de ver la producción que Emilio Sagi realizó para la ABAO y el Teatro Sao Carlos de Lisboa, contando con la dirección musical de ese especialista en Verdi que es el maestro italiano Roberto Abbado, y que se pondrá al frente de la Orquestra de la Comunitat Valenciana y con el gran Leo Nucci y Vladimir Stoyanov alternándose como Rigoletto, Maria Grazia Schiavo como Gilda, Celso Albelo como Duque de Mantua, Marco Spotti como Sparafucile, Nino Surguladze como Maddalena y Gabriele Sagona como Monterone, todos ellos acompañados por el Cor de la Generalitat. Las representaciones tendrán lugar los días 11, 14, 17, 19 y 22 de mayo de 2019.
Os recomendamos desde el Consejo de AOA que no os perdáis la oportunidad de asistir a alguna de las representaciones de este Rigoletto del Palau de les Arts Reina Sofía
Para la sinopsis completa de Rigoletto os dejo el enlace de Operamania.
https://www.operamania.com/sinopsis/rigoletto_gv.htm
Pablo Font de Mora
AOA