5 oct. 2012

PREPARANDO "EL DÚO DE LA AFRICANA"


Después del paréntesis veraniego y mientras esperamos que comience la temporada operística en el Palau de les Arts, la actividad musical en el recinto valenciano se reanuda el próximo 6 de octubre con el estreno, en la sala Martín i Soler, de la zarzuela “El dúo de La Africana, en una producción del teatro Arriaga de Bilbao en colaboración con la sala BBK, que cuenta con dirección escénica de Emilio Sagi y musical de José Miguel Pérez Sierra, corriendo la interpretación a cargo de alumnos del Centre de Perfeccionament Plácido Domingo.

“El Dúo de La Africana es una zarzuela breve en un acto y tres cuadros que se encuadra dentro del subgénero llamado “género chico”. Posiblemente junto a “Gigantes y Cabezudos”, es la obra más conocida del murciano Manuel Fernández Caballero (1835-1906), un prolífico compositor que tiene también una importante producción de música religiosa, pero que es conocido sobre todo por las más de 200 zarzuelas que compuso.

La obra se estrenó el 18 de mayo de 1893 en el Teatro Apolo de Madrid con un éxito apoteósico, donde se estuvo representando nada menos que 3 temporadas seguidas. El Teatro Apolo fue durante años “la catedral del género chico” y su famosa cuarta sesión en horario nocturno (“la cuarta del Apolo”), era el paradigma de público de dudosa reputación, muchas veces de peor ralea que los personajes de las obras representadas.

El argumento

El libreto es obra de Miguel Echegaray (hermano del premio Nobel José Echegaray), quien colaboraría con Fernández Caballero además en otras dos de las más populares creaciones del compositor: La Viejecita y “Gigantes y Cabezudos”.

“El Dúo de la Africana cuenta, en verso, una típica situación de teatro dentro del teatro, en este caso de ópera dentro de la zarzuela, ambientada en una compañía ambulante de ópera de tercera fila (de “ópera barata” según dice el libreto) cuyo director, Querubini, un tacaño empresario que habla un absurdo castellano italianizado, pretende representar la ópera La Africana de Giacomo Meyerbeer. El bajo de la compañía corteja a su hija, quien está enamorada del tenor Giuseppini, un aragonés de buena familia que a su vez pretende a la “prima donna”, la sevillana Antonelli, esposa de Querubini, y éste consiente la situación con tal de que el tenor cante gratis, sucediéndose numerosos equívocos que generan continuas situaciones jocosas.

Comentario sobre la obra

Fernández Caballero
El propósito principal de “El Dúo de la Africana, como en general de todo el genero chico, es el de entretener al espectador, marcando distancias con la seriedad de las óperas o las tramas más complejas de las zarzuelas grandes. No obstante, tras este enredo argumental, sostenido por un texto ingenioso y muy divertido, se esconde un sentido homenaje a las personas que viven del mundo de la escena, mientras se apunta una crítica a la grand opéra francesa, tan en boga en aquellos momentos y que tenía a Meyerbeer como su principal representante, así como al italianizante dominio de la ópera clasista de la época, todo lo cual se entendía que redundaba en detrimento de un género puramente español que era lo que se pretendía reivindicar.

La composición de Fernández Caballero denota su facilidad e inteligencia para la orquestación, con algunas melodías ciertamente inspiradas, planeando sobre toda la partitura continuas referencias a elementos populares arraigados en el folclore nacional, como ocurre con el que es sin duda el momento más conocido de esta zarzuela: el dúo y jota “Comprende lo grave de mi situación (…) No cantes más La Africana que cantan la tiple y el tenor. Otros fragmentos que merecen destacarse son: la canción andaluza “Yo he nacido muy chiquita”, el coro de la murmuración “Se marcha furioso y desesperado”, o el dúo entre Querubini y Giuseppini “Casa mia figlia”.

Aquí podemos escuchar el dúo y jota en las míticas voces de Miguel Fleta y Matilde Revenga:


video de jfsanin  

Algunas anécdotas

Manuel Fernández Caballero era también célebre por su afición al buen y abundante comer. Baste decir que el periodista y humorista Salvador Granés, en su libro “Calabazas y Cabezas”, describía así al compositor:

Comilón de siete suelas,
escribe con rapidez
partituras de zarzuelas,
siempre y cuando que a la vez
mueva la pluma y las muelas.

Si su inspiración se agosta
y queréis que por la posta
recobre la inspiración,
enseñadle una langosta,
seis chuletas y un jamón.

Restaurante Lhardy
Como he dicho antes, el dúo y jota final es el fragmento más popular de esta zarzuela, sin embargo, pese a que escribió rápidamente el resto de la obra, se le atascó durante días este dúo que quería componer para tiple y tenor, siendo lo último que escribió. Lo hizo, según cuenta Juan Arnau en su “Historia de la Zarzuela, una noche en que Fernández Caballero encargó a su hijo que le trajera un pastel de liebre del famoso restaurante madrileño Lhardy y, zampa que te zampa, le vino la inspiración de que el tenor aragonés le cantase una jota a su amada andaluza. Poco después, cuando Caballero aún no se había limpiado las migajas del pastel ya había terminado el dúo, que se convertiría en una de las páginas más célebres del género.

Tanta popularidad adquirió este fragmento que es conocido el hecho de que en una corrida de toros la banda de la plaza acometió la ejecución de la jota entre la muerte de un toro y la salida del siguiente, pero el publico obligó a que la corrida se parase hasta que finalizase completamente la música de Fernández Caballero, momento éste en el que se tributó a la banda una enorme y unánime ovación, bastante superior a la que obtuvieron los toreros.

Por qué asistir a “El dúo de La Africana

Porque se trata de una de las obras más famosas y divertidas del género chico y es una oportunidad para reencontrarse en Valencia con la zarzuela, que tan poco se prodiga en la programación del Palau de les Arts.

Porque el hecho de que Emilio Sagi esté al frente de la dirección escénica suele ser sinónimo de espectáculo colorido, cuidada dirección de actores y agilidad de la propuesta.

Porque José Miguel Pérez Sierra, pese a su juventud, puede considerarse todo un experto en el género y contar con la Orquestra de la Comunitat Valenciana es una garantía de impecable ejecución y depurado sonido.

Porque siempre es interesante descubrir nuevos valores entre los alumnos del Centre de Perfeccionament Plácido Domingo y su entrega vocal y escénica está asegurada.

Porque ya teníamos muchas ganas de volver a escuchar música en nuestro Palau de les Arts.

Aquí os dejo un video promocional del espectáculo:


video de PalaudelesartsRS

Publicado por Atticus (Amics de l'òpera i de les arts de la Comunitat Valenciana)
  • “El dúo de La Africana se representa en la Sala Martín i Soler del Palau de les Arts Reina Sofia de Valencia los días 6, 10, 11 y 13 de octubre a las 20 horas.

  • Duración aproximada (descanso incluido): 2 horas

  • Más información sobre repartos y adquisición de localidades en la web de Les Arts. 
  • Aquí podéis consultar el libreto de la obra.


CRÓNICAS DE LAS FUNCIONES: