11 nov. 2012

MANIFIESTO DE LOS TRABAJADORES DEL PALAU DE LES ARTS


Trabajadores del Palau de les Arts repartieron entre los asistentes a la primera representación de esta temporada de la ópera de Verdi Rigoletto, que tuvo lugar ayer 10 de noviembre, octavillas con el siguiente texto:


"MANIFIESTO DE LOS TRABAJADORES DEL PALAU DE LES ARTS

A toda la Sociedad Valenciana,

Los trabajadores del Palau de les Arts hacemos un llamamiento a todo el mundo para reivindicar el papel de la cultura en nuestra Comunidad. En particular, queremos recordaros que nuestro proyecto, el proyecto del Palau de les Arts, es un sueño para el que llevamos trabajando juntos estos últimos siete años. En nuestra breve existencia, hemos logrado muy rápidamente un sitio importante en el panorama musical europeo. La cultura y el arte son elementos esenciales de las sociedades. El arte hace que nos reivindiquemos como seres humanos, capaces de crear emociones y capaces de emocionarse.  Ese sentimiento de emoción es único y cuando ocurre hace que nos sintamos más vivos que nunca.

Nos gustaría que los organismos públicos de la Comunidad Valenciana no dejaran de lado la labor que llevamos a cabo. En el Palau de les Arts trabajamos en la promoción de la cultura a nivel municipal, y por el prestigio y la proyección internacional de la Comunidad Valenciana. Pedimos a las autoridades del Gobierno de España y de la Comunidad Valenciana que recapaciten en su valoración de nuestro trabajo y de la función de la cultura en la sociedad. La ópera es una de las manifestaciones artísticas más elaboradas y complejas, donde se fusionan teatro, danza, poesía, música, y conlleva un elevado trabajo por parte de un gran equipo humano. En esta casa, nosotros llevamos años uniendo fuerzas para hacer realidad la magia de la ópera al más alto nivel. También para conseguir convertirla en un gran contenedor de arte multidisciplinar y más cercano a la sociedad.

Hacemos un llamamiento al público, a la sociedad, y especialmente a las autoridades. Hacemos un llamamiento contra el despilfarro y la mediocre gestión que nos ha llevado a encarar un nuevo ERE.  Estamos en mínimos. A lo largo de los últimos años, hemos trabajado para sacar esta casa adelante frente a adversidades como la rotura del escenario principal, dos inundaciones consecutivas, desorganización, y un plan de empleo. Este sacrificio colectivo ha consistido en bajadas de sueldo y reducción de plantilla, y ha conllevado a un ahorro voluntario a esta casa de un millón de euros en el último año.

Los trabajadores del Palau de les Arts seguimos con el compromiso de mantener la calidad en la realización de nuestro trabajo, y exigimos el respeto a nuestras profesiones por parte de todos. Gracias por vuestra atención."